Quienes Somos

La familia Cortés Solari se distingue por ser un agente de cambio, que entiende la generación de valor y riqueza desde una perspectiva multidimensional y moderna, que supone la creación y promoción de valor social, cultural, científico y medioambiental, en nuestro país.

Esta mirada incluye la conservación y valorización de nuestro patrimonio tangible e intangible, entre ellos los recursos naturales de Chile, así como la conservación, valorización y difusión de nuestro patrimonio cultural, material e inmaterial. A su vez, este proyecto filantrópico promueve el desarrollo de una educación integral, que se hace cargo de la diversidad social, cultural y de los desafíos a los cuales se enfrentan las nuevas generaciones.

El proyecto filantrópico Cortés Solari tiene los siguientes ejes transversales:

  • Fomentar la educación, desde una perspectiva integral, que incluye la educación ambiental e intercultural.
  • Fomentar el desarrollo de la ciencia, ya sea en materia medioambiental o social.

Nuestra Historia

Desde sus inicios, hace más de catorce años, el proyecto filantrópico Cortés Solari, presidido por su fundadora Francisca Cortés Solari, se caracterizó por su apuesta innovadora, tendiente a crear valor social, al servicio de nuestro país.

Este proyecto se centró en el desarrollo de programas educativos, al aire libre, para niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad, que buscaron impactar positivamente en la calidad de la educación al interior de las aulas. Así fue como nació Fundación Caserta, el año 2003.

En la década siguiente, esta fundación fue creciendo y aumentando su experiencia, lo que se tradujo en la necesidad de contar con un espacio capaz de albergar los diferentes programas educativos al aire libre. Así es como nace Parque Educativo Likandes, en San José de Maipo, territorio que ofrece experiencias de aprendizaje integral a comunidades educativas, en concordancia con las necesidades educativas de las escuelas con las cuales fundación Caserta colabora.

Posteriormente, el año 2014, y continuando con el enfoque educativo como motor central del proyecto filantrópico, nace Fundación MERI, cuyo propósito es fomentar y desarrollar la investigación científica y el cuidado de los ecosistemas de la Reserva Natural Melimoyu, ubicada en el golfo de Corcovado, y también, desarrollar programas de educación ambiental tanto en el golfo como en Chiloé.

Fundación MERI entiende que no basta con fomentar el desarrollo científico marino o acuícola, sino que resulta esencial concientizar a la comunidad sobre el manejo sustentable de los ecosistemas terrestres, dulceacuícolas, marinos y el legado natural y cultural de nuestra Patagonia.

Siguiendo con ese mismo enfoque es que nace, también en 2014, Fundación Tata Mallku, cuya misión es valorar, promover y difundir la identidad territorial y la sabiduría de nuestros pueblos originarios de la ecoregión de Atacama, desde la interculturalidad, como vector de construcción de tejido social y cultural. Al igual que en Caserta y MERI, Fundación Tata Mallku se preocupa tanto del desarrollo de programas educativos como del desarrollo de la ciencia, al servicio de la comunidad atacameña. La anterior derivó en la necesidad de contar con un espacio territorial, en este caso, el Parque Cultural Puri Beter, en el cual se desarrollan los programas que fomentan la conservación del patrimonio cultural y natural, así como las líneas de investigación científica.

El proyecto filantrópico Cortés Solari busca promover una serie de valores como la integridad, la solidaridad, la perseverancia, el respeto y el amor por Chile.

Todos estos valores se reflejan en el actuar del conjunto de fundaciones y parques, anteriormente mencionados, que buscan rescatar, promover y difundir nuestro patrimonio cultural, conservar y dar a conocer la diversidad ecosistémica de nuestro país, a la vez que promover y difundir una educación integral, acorde a los desafíos del futuro que enfrenta Chile. Todo lo anterior mediante dos ejes transversales, que son la educación y el desarrollo científico.

Nuevo modelo filantrópico

La familia Cortés Solari destaca por realizar acciones de carácter filantrópico, además de generar valor y contenido de impacto ambiental, educativo, social y cultural, a través de:

  • La generación y difusión de material científico, al servicio del país y el ecosistema.
  • La creación de un modelo de desarrollo humano, que se hace cargo de los principales desafíos en materia de calidad e integralidad de la educación.
  • La conservación y promoción de la cultura y patrimonio originario, como sustento para la construcción de la identidad nacional.